miércoles, diciembre 06, 2006

El regreso

Sigo sensible. Y paranoica. Sigo con filo :P

El regreso


Todos queremos ser uno. Queremos ser diferentes e individuales. Queremos ser nosotros, no ser nadie más. Trabajamos incansablemente para ello. Para borrar el pasado y crearnos un futuro, un aspecto, incluso una personalidad. Cambiamos el color del pelo, la forma de hablar y hasta nuestro nombre. Eligiendo, borrando, eliminando todo aquello que no queremos que este. Todo lo que erroneamente pensamos que ya esta de más. Mudamos de ser como si de una piel molesta se tratara. Por repetitiva. Queremos nacer de nuevo, empezar de cero. Y a veces lo conseguimos. A veces llegamos incluso más alla. Dejamos de ser nosotros.

Un día, cuando nos hemos acomodado en nuestra nueva vida. Cuando el nombre por el que nos llaman y la persona que somos ya no se parece a lo que fuimos. Ese día en el que sabes haber conseguido lo que pretendías, ese día, te falta algo. Repasas mentalmente lo que pudo fallar, lo que no esta bien o no es adecuado. Te repites a ti mismo que deberías ser feliz. Pero no lo eres. Y lo que es peor, no sabes porque no lo eres. Si lo tienes todo ¿que te falta?

Como si amaneciera en un flash, llegas al umbral que tantas veces cruzaste. Respiras lentamente ese olor que desentierra recuerdos. Contienes el aliento al sentir como se derrumban una a una todas tus perfectas murallas. Haces un intento, un último intento desganado, de recolocar tu persona. Intentas evitar que desaparezca tu mundo, el mundo que creaste.

Pero la puerta se abre y sabes que estas perdido. Porque la sonrisa que te recibe te recuerda a otras sonrisas iguales, identicas. Y lo peor es que esa sonrisa, esa sonrisa es igual a la tuya. Miras alrededor, casi acobardado, mientras ese ser que enterraste hace tanto, hace nada, revive de nuevo. Ves las manos que te agarraron mientras dabas tus primeros pasos, oyes las voces que te reprendieron, tus ojos se clavan en los ojos que mil veces lloraron por ti...

Entonces alguien pronuncia tu nombre. Tu nombre de verdad. Y en tu mente resuenan las veces que te llamaron asi. Te reafirmas, te reacomodas en ese yo que pretendias haber olvidado. Esa pesada carga que un día decidiste ignorar. Pero ahora no te resulta pesado. Ahora te resulta familiar. Y sonries, contento de verdad por primera vez en mucho tiempo, inundado de una cálida sensación. Has llegado a casa.

Fin
En estas fechas, especiales, voy a dedicarle esto a mi familia. No porque sea especialmente bueno, sino por que es especialmente sincero. Quiero dedicarlo a los Ureba, a los de sangre y los de corazón. Aunque no lo demuestre todo lo que deberia sabeis que os quiero. Y que siempre tengo presente todo vuestro apoyo, vuestro amor incondicional de los ultimos 17 años. Gracias por todo.
Carmen Rocio(hoy si :P xDD)

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Bienvenida :P...

Missis Pavo(comer cerdo,dejarme vivir ToT)

6/12/06 4:44 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

(xDD naaa,que pavi que eres...) Estoy segura que para tu familia es el mejor regalo que les puedes hacer, y tambien de que lo valoraran como lo que es.., como lo que tu eres. Asique tu sigue regresando a casa, que ellos siempre te esperaran.

Opinion referente a la tecnica del escrito...;) no decepcionas.Hay unos parrafitos que quizas necesitan mas pulido o mas "barniz" por decirlo de algun modo, pero creo que en general es de los que mejor pueden expresar un sentimiento.. y eso pocos autores lo consiguen. Sigues sin fallar..
Tkm

6/12/06 11:02 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home